Ismael Gómez de la Serna
Bodegón cubista con Guitarra

Aunque se identifica con las corrientes cubista, abstracta y surrealista, Gómez de la Serna no alcanza un estilo definido hasta que evoluciona hacia un expresionismo de índole absolutamente personal. Durante sus años formativos, su obra se inscribe en el naturalismo, como evidenciado en piezas como «Jarrón con flores» (1922), reflejo de las tendencias artísticas predominantes en España en ese momento.

No obstante, su traslado a París marca un punto de inflexión significativo. En la Ciudad Luz, Gómez de la Serna entra en contacto con influyentes pintores como Picasso, Gris y Braque. Aunque el cubismo ya había sido superado en ese contexto artístico, de la Serna se siente irresistiblemente atraído por la obra de sus nuevos compañeros, dando lugar a un estilo que podríamos denominar como postcubista.

Obras como «Bodegón del atril» (1927), «Bodegón» (1928) o «Naturaleza muerta» (1929) destacan en esta fase postcubista de su carrera. Aunque estas piezas no renuncian completamente a la figuración, muestran una deuda evidente con la estética postcubista, revelando la evolución y la singularidad del enfoque artístico de Ismael Gómez de la Serna.

4.400,00 

Add to wishlist Adding to wishlist Added to wishlist

Dimensiones50 × 45 cm
Cultura

Arte Europeo

Época

Siglo XX

Material

Oleo sobre cartón

Tamaño

50 x 45 cm

Conservación

Excelente estado de Conservación

Procedencia

Colección privada Europea